El nuevo ángel


A David Paniagua,
Martin Zepeda Camacho,
CPL Michael A. Tirado, USMC,

y Adán J. Ambrosio Islas,
que en paz descansen.

En un fugaz instante la vida se pasa:
aquel día cuando iba con destino a casa,
perdí el rumbo y sin querer me desvié,
con esto el camino al cielo encontré.

Los ángeles me recibieron y me dejaron entrar.
Ya no había frío ni mucho menos dolor;
se sintió como un nuevo despertar,
como el sueño de un hogar
que durará para siempre.

Desperté convertido en un nuevo ángel,
tal como se convertirá todo el mundo,
porque todo el mundo vivirá de nuevo.
Con mi nueva piel sonrío por saber
que un día nos volveremos a ver.

Estoy protegido aquí en mis alas
y jamás me olvidaré que lo fuiste todo,
en tu corazón es donde yo siempre he vivido
y todo estará bien, ya que sigues viviendo.

Solo prométeme que estarás bien,
y que nunca perderás la fe.
Recuerda que desde aquí arriba
¡siempre con amor te cuidaré
y de ti jamás me olvidaré!

No me recuerdes llorando
porque yo te esperaré sonriendo.
No llores porque pronto me fui,
¡sonríe sabiendo que un día
nos volveremos a ver!


© Elvis Dino Esquivel

0 Comentarios: